Blog

La Voz Es Tuya, Estudiantes Comparten Interesantes Reflexiones Sobre Contingencia
28 may. 2020 22:55:08

En torno a la celebración de Día del Estudiante 2020, alumnos del Instituto Oriente Querétaro participaron en la Convocatoria "La Voz Es Tuya", en la cual a través de una dinámica totalmente virtual, compartieron interesantes reflexiones sobre la contingencia que actualmente vivimos a nivel mundia. 

Se destacan la participación de Lucía Maldonado (ensayo), Fátima Ordaz (ensayo) y Luis Fernando Torres (ilustración). 

A continuación presentamos de manera textual sus trabajos, invitamos a nuestros lectores a reflexionar con nosotros:

  • Todos somos héroes / Lucia Maldonado Rojas

Actualmente, hay una pandemia mundial; personas han perdido seres queridos, han pasado infiernos sin poder ver a sus familiares, algunos enfermos; y esto a causa de un virus. “El coronavirus”, todos lo hemos escuchado, y seamos honestos; a todos nos ha cruzado por la cabeza que quizás lo tenemos, a eso sumémosle el miedo a que un familiar o un amigo lo tenga.

Quizás este año estaba siendo el peor de muchos, el mejor de otros y quienes tenían grandes expectativas. Tomemos como ejemplo todos aquellos que se iban a graduar, a casar, a viajar o a tener una gran fiesta que tuvieron que cancelar o postergar a una fecha, y luego a otra, y a otra hasta que finalmente cancelaron o simplemente no saben si va a suceder.

Niños pequeños tuvieron que pasar sus cumpleaños aislados, nadie puede ver a sus amigos y familiares, o al menos no deberían, pero como en toda situación, siempre hay alguien que no quiere seguir las indicaciones y compromete la salud y el bienestar de todo su país. Esto desde salir a visitar a tu amigo o primo, o salir a la calle solo para no estar encerrado mientras el resto hace el sacrificio.

“Los sentimientos no pueden ser ignorados, no importa lo injustos o ingratos que parezcan” (Ana Frank, 1947). Lo único que muchos quieren es salir y que esta situación acabe, pero en lugar de solo estar esperando que termine, deberíamos disfrutar este tiempo en casa y ver las cosas positivas; simples detalles que quizás nos hacen felices, como el hecho de que nos levantamos más tarde, pasamos más tiempo en familia, tenemos la oportunidad de experimentar nuevos estilos, reflexionar sobre distintos temas, etcétera.

Hubo quienes perdieron su trabajo, quienes perdieron la vida o a algún ser querido; y es por todos ellos que debemos hacer todo lo que este en nuestro poder para terminar con esto y regresar a lo cotidiano con todo el ánimo, siendo mejores personas, más unidos y solidarios. Y mientras tanto, valoremos el trabajo de todos aquellos verdaderos héroes que hacen de este mundo un lugar mejor, y que se desvelan planeando una clase, atendiendo pacientes, informando a la sociedad, barriendo calles, repartiendo comida, y que aunque tengan las mejores intenciones, llegan a ser blancos de la violencia, tanto verbal como física; y es ahí cuando te empiezas a hacer preguntas. Todo pasa por algo, y quizás esto era lo que necesitábamos para ser mejores personas.

Tal vez no seamos los mismos, tal vez sí, pero en lo que a mi concierne, todos estamos pasando por esto, y que mejor manera de hacerlo que siendo empáticos. En este momento, la mejor forma de permanecer juntos, es permanecer separados. No hay nada comparado con ver en persona a alguien, reírse en clase, o un abrazo, pero en lo que eso es posible, aplaudamos a todos nosotros, a maestros, doctores, enfermeros, conductores, reporteros, personal de intendencia, empresarios, niños,
niñas, porque todos estamos poniendo nuestro granito de arena.

  • La Voz Es Tuya / Fátima Ordaz 

El actual virus de nombre coronavirus nos ha obligado mundialmente a quedarnos en casa dando como resultado la cuarentena, reorganizando las actividades del día a día, y reflexionando un poco de nuestras vidas. 2020 año nuevo, mis metas eran convertirme en una persona mejor, pero cambiar no es algo sencillo. Meses después llega la contingencia, llevándome a reflexionar sobre mí, mi familia, mis amigos, mis sentimientos e incluso mi fe. Lo afortunada que soy al tener una casa, no todas las personas tienen una casa o un lugar donde quedarse para evitar contagiarse, esto me ha puesto a pensar en todos los que están afuera con miedo a este virus. Hay personas que desafortunadamente ya no tienen trabajo y no tienen dinero para alimentar a sus familias, me hizo darme cuenta de lo bendecida que soy.

Por otro lado, convivo con mi familia y he llegado a conocerla mucho más, día a día, comparto gustos con mi hermano o con mi madre, con mi padre hago ejercicio o a veces hacemos actividades fuera de lo común para divertirnos un poco, como hornear todos juntos, o jugar un juego de mesa. Sin darme cuenta estar con ellos me ayudo a cumplir un poco mi meta de cambiar, yo creo que para ser como quieres ser primero debes intentarlo con los tuyos, y después con el mundo.

Intento hacer cosas nuevas o diferentes cada día, cosas que quiero lograr, la mayoría se me facilita gracias a la facilidad de la tecnología. He hecho de todo como aprender otro idioma o incluso tomar cursos en línea. También me gusta hacer actividades con mis amigos como por ejemplo una videollamada o ver una película juntos. Algo que he desarrollado mucho es la ansiedad, querer que todo acabe rápido y poder salir, trato de ser paciente que con la paciencia todo se alcanza. Otras veces oro, hago yoga o leo, me trae mucha tranquilidad y paz hacerlo, me hace sentir afortunada. me siento amada por mis amigos y por mi familia, a los que extraño mucho y quiero verlos, pero prefiero quedarme en casa por ellos.

Por otro lado, las clases en línea me gustan, he aprendido cosas nuevas conforme los días, gracias a los trabajos y las tareas. Desarrolle mucha responsabilidad, la mayoría de mis maestros trata de hacerlo diferente y divertido, lo cual me funciona. También agradezco mucho la oportunidad que tengo de poder ir a la escuela, y en estos tiempos, de poder tomar clases en línea, la responsabilidad y disposición de mis maestros es honorable.

Esta contingencia me ha hecho reflexionar cosas que necesitaba reflexionar, sin embargo creo que este tiempo de cuarentena debemos aprovecharlo, para convivir con nuestras familias, intentar cosas nuevas, perdonar y concentrarnos en nosotros mismos. Al final del día todo acaba, esto tarde o temprano acabara, y yo estaré lista y dispuesta a llevar mi nuevo yo al mundo exterior.

  • Ilustración / Luis Fernando Torres

El árbol más fuerte crece con el viendo en contra, igual que mi familia en la contingencia. 

 

¿Qué estás buscando
para el futuro de
tus hijos?

AGENDA TU EXAMEN DE ADIMISÓN
HOY MISMO


Paseo del Gran Cué (Antes Av. Don Bosco) No. 31 y 35, El Pueblito, Corregidora, Qro